Compartir
10 tips para PITUCOS que quieren conocer el Centro Histórico de Lima – Por Friega Jóder

10 tips para PITUCOS que quieren conocer el Centro Histórico de Lima – Por Friega Jóder

Otra vez Friega Jóder nos deleita con su singular mirada social.

About these ads

 

Estimados Humans of San Isidro, ahora las cosas han cambiado (its time to change), soy más exclusiva que antes porque el equipo de 20 asistentes que poseo en “Deslengua2 Magazine” me ha informado que ya tengo un peruvian fans club radicado en el exterior (Paris, New York, Bruselas, Tokio, Madrid y Milan), así que ustedes ya no serán mis preferidos, C’est la vie. Sin embargo, también he recibido comunicaciones vía correo postal hechas a máquina de escribir por habitantes de un lugar llamado Puente Camote de un distrito que me cuesta decirlo, ahí va…. San… Martín… de… Porres… ¡Help! ¡Corran todos!    I know, también me caí en la alfombra persa de mi bedroom por un surmenage terrible.

Anyway, vayamos al stats que me trae a explicar, son 10 tips para visitar el Centro Histórico de Lima un día cualquiera. Ok, sé que algunos de ustedes nunca lo han pisado y sienten cierto pánico, pero aquí estoy porque sé que me necesitan. Tomen su iPhone con la left hand y lean atentos:

1.- Consigue una agencia de turismo inside: Imposible ir sola, nonononono, never, cuando les dije a my friends que me acompañaran me tildaron de crazy al mango. “Te vas a contaminaaaaar”, “allá solo vamos cuando nos llama Nadine para ser Ministros, pero vamos con 10 autos de seguridad”, “escúchate: ‘pasear en el cercado’, tienes problemas, darling”. No me quedó otra que ir con uno de mis empleados, pero caray, oh my god, a todos le parecía brichero. Mirándome de esa manera extraña pero coquetona, habrán pensado que soy una MILF. La única alternativa fue disfrazarme de turista. Subí a ese bus rojo de dos pisos, ese que es una imitación al bus que tomaba yo todos mis días de juventud cuando estudiaba en Manchester mi maestría en etiqueta social para reinados del siglo XVII. Hahahahahahaha me escucho hablar de maestría y se me vino un flashback del PPC-boy Pablo Secada. Sincerísimo él. Lo amo.

2.- Lleva un mapa (no uses Google Maps porque es de Android y Android es pof): Es very very very important que lleven un mapa para que se ubiquen, pero no lleven el clásico mapa que cualquier limenian citizen tiene a la mano; nosotros hemos creado uno muy regio (diseñado por los bonis Roca-Rey en papel Wathman traído de las Islas Fiji). Les explico: en el mapa se ve muy bien que el mundo normal termina en la avenida Javier Prado, después de ahí ya cruzamos al lado oscuro de la fuerza, todo se vuelve gris, hay muchos Cenecapes que llevan el nombre de universidad, infestada de guiris, bolingas, taquimecas, orcos, (siento que estoy viviendo el film El Señor de los Anillos), veo muchas aldeas, pitufos, literatos españoles que trabajan de mozos en restaurantes y lo peor es que todos ellos juntos visten cosas compradas de Saga Falabella y Ripley. ¿No se enrroncharán con esa ropa? Son tan corrientes.

3.- No vayas con ropa Jean Paul Gautier, Michael Kors o Giorgio Armani: Todo extremo es malo Darling. Rosi Del Solar Berckemeyer Fuentes-Rivera y Wetsphalen fue vestida al centro histórico con un sombrero pink con tulipanes, un vestido Versace del mismo color y tacos Gucci; comprenderás que no la pasó muy bien que digamos. Hasta ahora acude religiosamente donde su terapeuta en la India para que la haga olvidar frases que escuchó en su andar y que solo a mí me confesó; “esa vieja está por su huevo”, es lo menos horrendo que le dijeron. ¿Se imaginan lo demás? Fue too much. ¡Haga algo señor Obispo!

4.- No tomes más de 2 piscos sour catedral: Lo típico de visitar el centro histórico de Lima es tomarse unos sours, pero por favor no lo hagas en el Hotel Bolivar, ahí van mochileros o toda esa people que junta sus centavos de lunes a sábado trabajando 16 horas al día, para por fin llevar a la musa de sus sueños, y encima no les dan bola. Peor si van al Cordano, no vayas a encontrarte a los Humala, o a esa cosa adiposa llamada Alan García, ay no. Nosotros vamos al hotel Mauri, que es pequeño, añejo, madera de caoba pulida en Génova y sin turistas extranjeros. Darling, si tomas más de dos piscos sours, ¡danger! No vas a recordar nada de lo que hiciste y vas a terminar embarazada de algún vendedor ambulante de Jirón de La Unión, y el más conchudo te regalará un Rolex falso que vende a 10 soles.

5.- Jamás pises la plaza San Martín. Es la peor zona de la faz de la tierra, prefiero estar en la Franja de Gaza o en el peor barrio del Bronx de New York. La única vez que fui estaba poblada de wachiturros que me ofrecían casual sex si les pagaba one dollar. No resistí y les lancé mi gas pimienta que mi nona siempre pone en mi cartera. ¡De morirse! Más allá habían varios old men sentados dando de comer a las palomitas, so cute ellos, no pude más, me senté a su lado (luego de desinfectar la banca) y contemplé tan sweet place, hasta que se levantó uno y se comenzó a quejar de los aportes de la AFP, que hasta ahora no se cumple la gran transformación y que en cualquier momento Chile nos ataca y comenzó a atrapar las palomas para su menú. Aquellos viejitos tan amorosos se convirtieron en demonios, gárgolas, zombies, que hicieron un círculo y gritaban de todos los temas de los cuales siempre han vivido resentidos. Uno me señaló y dijo que yo era una representante del enemigo, que las masas iban a triunfar, ay, me imaginé en la maratón de Boston y corrí y corrí hasta salvar mi vida.

6.- No tomes el teleférico al Cerro San Cristobal porque no hay, pero igual trata de ir: Ese cerro es una maravilla, it’s amazing, una experiencia unforgettable. Verán toda la Lima colonial, los exóticos barrios populares, el río Rímac, y edificios de entidades públicas. Lo confieso, lloré de la emoción, tal como me lo habían contado mis familiares ese 28 de julio que hicimos un peruvian party en Hawai. El guía turístico que nos llevó al cerro no se pudo aguantar y me preguntó por qué tenía yo tanta emoción, le contesté que estaba muy orgullosa y feliz de ver todo el centro de Lima y sentirme aliviada de no vivir ahí. ¡Gracias God!

7.- Ni se te ocurra ir de noche, recuerda que somos pitucos, no darks: Se me pasó la hora, too late, no me responde Women Taxi y anocheció. Desaparecieron todos. No había policías, Serenazgo, tiendas ni iglesias abiertas, solamente los farolitos que alumbraban a media luz. En eso vi a tres metaleros armados con alambres de púas, tatuajes de hello kitty y cara de cochinitos escapando desesperadamente de los asistentes de un bar del Jirón Quilca (le dicen ‘Bar de Ciro’) que querían les paguen la cuenta de las cervezas y les dejen 50 céntimos para la rocola. No sé, pero me sentí que estaba viviendo una historia relatada en National Geographic.

8.- Ármate de valor y visita la Calle Capón: Es lo más exótico del lugar, con sus dragones y todo, es como estar en una comarca hobbit. Los asiáticos en sus restaurantes te tratan muy amablemente con una smile que te enseñan todos los dientes de forma sin igual. Todo lo que quieras comer te lo dan, no sé, se me antojó que me den una sopa de guachimán (ay, a veces son tan loquilla) imaginé que agarrarían al que cuida en la puerta a la fuerza y lo meterían a la kitchen para convertirlo en aguadito (¿dije aguadito? Ajjjjjj), también pensé que podía ser una cosa así como una noche de pasión con un miembro de seguridad municipal pero intenté no perder la compostura y me concerté en los esculturales Meier, the best. Al final, los chinos me trajeron una crema espesa que parecía moco de gato llamada sopa Fu Chi Fu, pero me pareció muy fuchi fuchi.

9.- Lleva agua Evian: ¿Tú crees que el agua en el Centro de Lima es pura? Si algo de puro tiene es que es puro paramecium y algas de río. Procura llevar tu propia agua, si te da sed no vas a acercarte a los vendedores ambulantes de las esquinas, no way, nosotros solo acudimos a ellos para tomarles una picture y publicarla en alguna revista de esas ONG francesas. También debes llevar un sorbete, no tomes directamente de la bottle (como dicen ellos, de pico), Lima está contaminada y muchos bichos frikis con bacterias de pueblo joven se pueden pegar en tu transparente y siempre tan chic Evian.

10.- Mejor mira Plus TV: En Plus TV pasan algunos documentales sobre el Centro de Lima con Gonzalete haciendo payasadas. Mejor ahórrate todas esas molestias de ir al centro y vete a París, ahí también hay pobres pero con más pedigree; en el caso que seas un rarito antropólogo o algo por el style, ve y aprende para tu speech en el London University.

Y por último, ¿quién fue el archi-super-hiper naco que le tituló a Lima como “la ciudad jardín”? Yo solo veo jardineros. Me mueeeeeeeeero.

Facebook Comments

About these ads

7 de Comentariosen este Artículo

  1. No comprendo desde que punto de vista esta escrito esta cronica, si se le puede llamar asi.. It is very interesting!

    Responder
  2. SPEECH no speach

    Responder
  3. Araceli Emblemsvag

    dont think is funny to write an article this way, dotted all over with english words. By far think’s quite kitchy…

    Responder
  4. CHILENO MAL PARIDO, ERES LA CACA DE AMERICA… TRAISIONEROS, MUERTOS DE HAMBRE, IGNORANTES…

    Responder
  5. EXACTO ESTOS CHILENOS MUERTOS DE HAMBRE
    CLARO LO ÚNICO QUE TIENEN ES BASURA EN SU PELOTUDO PAIS, DE GENTE IGNORANTE Y GENTE QUE CREO TENERLO TODO Y NO SE DAN CUENTA QUE SOLO SON ESCORIA DE UN CONTINENTE… SI SUS MUJERES SON UNOS PROSTITUTAS, LAS MAS REGALADAS DEL PLANETA Y OS HOMBRE PURA MIERDA … HASTA NUNCA PELOTUDOS¡¡¡

    Responder
  6. HOLA PERÚ MARAVILLOSO, TODO COMENTARIO DE ESTA FUENTE NOO ES CIERTO. VISITÉ PERUVIAN EL AÑO PASADO Y QUIERO REGRESAR, HERMOSO, ENIGMATICO, MARAVILOSO…. AMIGOS PERÚ MACHUPICCHU

    Responder

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!