Compartir
¿Alf parece un rojete? Los extraterrestres y sus vestimentas / Por Charles Pour Le Tubiné

¿Alf parece un rojete? Los extraterrestres y sus vestimentas / Por Charles Pour Le Tubiné

extraterrestres

Hace poco se puso de moda el conocimiento del espacio, el universo y el origen de nuestro sistema planetario solar, pero también revivió la moda de equivocarse en vivo, como lo hizo la regia, guapa, de buen apellido y sexi (siempre con moderación) Mariella Patriau, quien pese a su donosura, garbo y lisura febril, cometió un ligero error que fue exagerado por eternos chuscos insulsos con acceso a internet y teclado.

Y bueno, como escuché “moda”, dije “oh my god, yo debo entrar ahí” y aquí me tienen, siempre iniciando tendencia. Por eso, hoy describiré nada objetivamente la vestimenta de los extraterrestres más conocidos. Empezamos ritg now:

Alf

ALF

El liliputiense melmaquiano es peludo y grosero, por lo que de hecho es de izquierda y si es de izquierda es sucio. Además, como es puro pelo, suele andar sin ropa, por lo que yo diría que es un hippie trasnochado que alucina siempre estar en Voodstock, pegado a la marihuana, un defensor del aborto y del sexo al aire libre, todo lo que Dios no perdona. Para ser piloto es muy poco atractivo y jamás me cuadró que viva en un ambiente refinado como el de los Tanner.
Porque a parece Rolando Breña Pantoja: NO VA.

 

Chewbacca

w_chewbacca

Es alto, sí. Es valiente sí. Se junta con gente regia como Han Solo y la princesa Leia, sí. Pero no sé, no me cuadra su discurso reiterativo. Parece un rojete amargado que siempre repite lo mismo contra el sistema neoliberal. Y eso de arrrrggggguuuuaaaaarrr, suena a “Tomemos las armas para tomar el poder”. Bueno, solo se le ha visto con una especie de banda de municiones en el cuerpo. ¡Es un castrista! ¡Lo descarto! Jamás lo invitaría a un coctel de Keiko. Además, está en contra de Palpatine, que es como nuestro Cipriani, pero con espada láser color topacio.
Por ser un rebelde y por no peinarse con peine de plata, definitivamente: NO VA.

 

ET

ET

Ay, no sé, siempre he tenido un conflicto con este muchacho. Tiene como que la cara como tiburón martillo. O sea, no es feo, pero es demasiado exótico. Además esa pancita jamás le permitirá usar un terno como se debe. Tiene ojos grandes, lo sé, pero no se maquilla. Quizás un poco de sombra, un poco de rubor… mmmm, puede ser. Ay, pero su dedo, ese dedo luminoso, sí, ¡luminoso! ¡Por Dios, como el Sendero ese! Me hace recordar a Tarata y la Marcha por la Paz que organizamos con unas señoras de San Isidro. Por eso mi duda. Aunque se lleva bien con los niños pese a las arrugas. Es como un amigo cura. Creo que por esta vez seré indulgente.
Por su carisma y por ser amante de los niños: PODRÍA IR.

 

Señor Spock

spock

Este señor tiene las orejas punteagudas, pero no sé si para escuchar mejor o para que le sirva para defenderse. Más me gusta su amiguito DATA, el robotito ese. Lo compraría para regalárselo a Kenji. En fin, el tal Spock, no sé, su peinado tazón, su pelo engominado, Todo me cae mal. Y ese saludo en donde junta los dedos, no creo que sea la señal de la masonería, sino para algún atentado con cochebomba. Además sus cejas horribles, iiiuuuuu.
Por ser poco agradable para un picnic: NO VA.

 

Extraterrestre de Día de la Independencia

día de la independencia

No me molesta su aspecto de profesor de la San Marcos, lo que sí es su costumbre de andar disparando. Eso no se lo perdono. A este le pondría un terno de cien soles y fácil postula para rector de la Federico Villarreal y nadie se da cuenta, hasta seguro gana. Le pondría también un babero porque moja el piso más que aprista al ver un queso. Ah, por cierto, no vean la segunda película de Día de la Independencia, es lo mismo que la primera, solo que sin Will Smith.
Por su parecido a un rojete sanmarquino haciendo cola en el comedor: NO VA.

 

Súperman

superman

Va, como sea, va. Miren su capa, miren su bucle en la frente. Si ustedes tienen alguna objeción es porque nacieron en barrio pobre/machista y negados a la belleza. Miren esos músculos, esos brazos, esos pectorales. En su pecho perfecto está la S de “sabroso”. Amo a ese hombre. Es el único que pude lucir calzoncillos encima del pantalón, no como los izquierdistas que solo lo hacen de borrachos o después de levantarse a una terruca luego de una marcha a favor de los LGTBITRE y no sé qué más. Contemplen a la perfección en pleno.
Por ser como es y por tenerme como chocolate en el fuego: RECONTRA SÍ VA.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!