Compartir
Biólogo alerta que apristas tienen problemas de circulación y por eso no tienen sangre en la cara

Biólogo alerta que apristas tienen problemas de circulación y por eso no tienen sangre en la cara

Ayer, en conferencia de prensa, el reconocido biólogo Enrique Leucocio manifestó abiertamente –con estudios en mano– que los apristas sufren de una enfermedad relacionada a la normal circulación sanguínea. Esto los afecta gravemente, en especial a los más jóvenes seguidores de Haya de La Torre, incluso a los hijos de apristas que no han decidido meterse en política sino a dedicarse al negocio de sus padres.

Según Leucocio Mantilla, dicho mal también les genera la reducción de este tejido líquido y esto se debería a que por años, los apristas han estado expuestos a muchas horas a la frialdad de sus compañeros, falta de vergüenza de sus líderes, la falta de ética y moralidad en la política.

“Al principio se debió ciertamente a la conchudez de algunos dirigentes apristas, pero ahora se ha vuelto una enfermedad que se contagia de manera inmediata al cantar la Marsellesa. La mayoría no tiene sangre en la cara y es algo que debe preocuparnos a todos porque a simple vista pueden parecernos solo blanconcitos, pero no es así. Recalco: ellos carecen de sangre en la cara”, explicó el investigador, agregando que incluso este mal podría ser hereditario.

“Estudiamos a cinco apristas de los años 80 y diez hijos de apristas. De todos, los que menos sangre tenían eran los hijos porque no solo negaban la existencia de un primer gobierno de Alan García sino que además manifestaban su adoración a los animales bovinos, especialmente a los búfalos”, agregó.

La enfermedad, que el biólogo ha llamado “hemocompañerus aguda”, estaría propagándose especialmente entre las personas mayores de 18 años, ya que ellos son los principales captados por las huestes apristas debido a su potencialidad para elegir a un candidato en época de elecciones. Este problema también afecta al corazón, por lo cual se explicaría la falta de sensibilidad de algunos miembros de este partido que tiene como símbolo a la estrella de cinco puntas.

El riesgo de ser contagiado, agregó Leucocio, aumenta cuando la persona transita por la calle Alfonso Ugarte, visita las instalaciones de la Universidad San Martín o escucha un discurso de Alan García. Por el momento, el Ministerio de Salud ha reportado muchos casos que aún no contabiliza, pero mientras ha pedido el inmediato aislamiento de los infectados en una pabellón del penal de Challapalca.

Ante esta alarma, el investigador recomendó a los jóvenes potencialmente en riesgo leer algunos libros de Mariátegui, no ver muchas noticias de las diez de la noche, leer un poco de historia peruana y preguntar a los mayores de 30 años los embates del aprismo en el último quinquenio de 1980. Seguiremos informando desde Alfonso Ugarte, ¡palmas compañeros!

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!