Compartir
Circo congresal, la entrada más cara que pagan los peruanos para ver a los payasos

Circo congresal, la entrada más cara que pagan los peruanos para ver a los payasos

Cada cinco años pagamos un elevado precio en las urnas mientras elegimos a nuestro payaso favorito, el domador de leones que entrenó con gatitos, el equilibrista que camina sobre una cuerda dibujada en el suelo, el tragasables que usa alfileres, la mujer barbuda (tenemos una en este ciclo), los enanos políticos, los magos que desaparecen en el firmamento y, claro, queda por descontado los robacables, comepollo, mataperro y un sinfín de talentos naturales para el acto circense.

Este Congreso no tiene ni un mes y ya nos ha regalado actos dignos de un circo patrio, desde las juramentaciones al cargo, Kenji leyendo el mismo papelito 130 veces, otros sacando pica insinuando que algunos de sus colegas son terrucos, alusiones a actos delincuenciales a la bancada mayoritaria y una bancada mayoritaria que no tiene aplausos para nadie, solo para ellos mismos y, claro, para Keiko y su partido. Otro caso fue la juramentación del presidente PPK (nunca nos aprenderemos su apellido, sorry), cuando al finalizar el hemiciclo se convirtió en un solo de loas a un partido derrotado y una excandidata ausente del país.

Luego han aparecido más casos, la repartija de las Comisiones han sido un chiste, personajes presidiendo las mismas sin un mínimo de preparación para el cargo y, como en el caso de Cecilia Chacón, que saben muchas diferencias de muchas cosas pero no se someten a cuestionarios porque, obviamente, no saben nada de su tema.

En el circo también hay maratones, como la que nos regalaron durante dos días para ver si le daban o no el Voto de Confianza al actual gabinete presidencial, dos días insufribles escuchando las elocuciones más disparatadas y algunas desencajadas por error de redacción (y lectura) como la de Indira Huilca pidiendo que nos preparemos para las Olimpiadas que serán en Lima el 2019. Curiosamente, la bancada que dijo que sería de oposición pero no obstruccionista (mientras miraba de reojo a Fuerza Popular) fue la del Frente Amplio y, vaya sorpresa, fue la única que le negó el voto al Premier Fernando Zavala.

No olvidemos las pachotadas que se sueltan los Padres de la Patria en las redes sociales, llamando cochinos a sus colegas, ratas a los otros, a Galarreta haciendo gala de su fanatismo, Tubino tildando de terrucos a todos, Bateta criticando las zapatillas de PPK, etc etc etc, sí, muchos etcéteras más.

Terminamos esto recordando la última payasada protagonizada entre Mauricio Mulder y Carlos Bruce que poco más y se agarran de los pelos pero felizmente no tienen, en vivo, ante todos los peruanos mandándose adjetivos solapas. Hay otras cosas que hemos dejado pasar para que no te aburras y porque esto aún no termina, nos quedan cuatro años 11 meses de seguir aguantando las payasadas del circo más caro del Perú.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!