Compartir

Cliente de Domino’s encuentra un aprista en su pizza y denuncia intento de envenenamiento

Un millón de dólares de reparación civil, 25 años de cárcel y cuatro entradas para el ver el concierto de Paul McCartney es lo que pide Inocencio Pérez, luego de consumir una pizza mediana en la cadena Domino’s y encontrar lo más horrendo y peligroso que vio en su vida: un aprista.

“Yo pedí una hawaiana con champiñones, con harto queso y jamón, pero jamás imaginé que los de Domino’s intentarían matarme por ese pedido. Al principio pensé que se trataba de una cucaracha, lo cual era normal, luego como lo vi gordito y sucio, pensé que era una rata, lo cual también me pareció casi normal, pero al notar que se trataba de un aprista pegué un grito tan fuerte que mis vecinos llamaron a serenazgo”, narró con voz entrecortada el afectado mientras su madre le tomaba de la mano.

El hecho ocurrió en Domino’s de Camacho. Según Inocencio Pérez, cuando el delivery llegó a su casa, pensó que la pizza tenía mucho queso y champiñones porque olía tan fuerte que al motorizado le seguían todos los perros de la cuadra, pero al saber de qué “ingrediente” se trataba, se ha prometido no comer pizza de aquí a veinte años, por lo cual pide reparación civil porque era su comida favorita, “pero ahora ya no”.

“Han dejado un trauma en mí. Ya no quiero comer ni pastas. Es más, ya no quiero comer, tengo pesadillas, tengo sarna, tengo fiebre, me he vuelto chavista, todo me hace daño, ya no soporto vivir”, dijo visiblemente asustado el excliente de Domino’s.

Al respecto, la gerente de Domino’s, Bárbara Boloña, también hija de Carlos Boloña, el que bailaba como oso panda “El baile del chino” en una de las épocas más nefastas del Perú, sostuvo que no sabe cómo llegó ese aprista en la pizza del señor Inocencio y que si quiere reparación civil “va a tener que por lo menos comerse la mitad de una tajada”.

Quisimos conversar un poco más con ella, pero se negó en todo momento y en vez de eso nos ofreció una pizza familiar con 5 ingredientes. Y como no desayunamos, aceptamos su oferta. Me voy, chau.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!