Compartir
ÉRASE UNA CONSPIRACIÓN: De cómo Coca Cola va a eliminar a Inca Kola

ÉRASE UNA CONSPIRACIÓN: De cómo Coca Cola va a eliminar a Inca Kola

La conspiración de la Cola.

(Agencia X-Files) El informe del agente Fletcher tenía una conclusión contundente. La compra de Inca Kola nunca fue una derrota para la multinacional de Papa Noel. Fletcher nos entregó el expediente de la investigación que realizó para el FBI en la década pasada. Decía que el día que se compró a la bebida de sabor nacional, también se firmó su sentencia. El objetivo: un trabajo lento pero seguro para quitar a Inca Kola de la preferencia peruana en dos generaciones. Entre 30 y 40 años de trabajo silencioso pero mortal que se inició el  23 de febrero de 1999. Van 16 años. “Como un buen veneno, va mostrando sus efectos”, nos dice el agente.

El informe de Fletcher comienza con lo que se sabe. La multinacional Coca Cola es la bebida gasificada de mayor venta en todo el mundo, en todos los países. En todos los países menos en uno: Perú. Entonces se hace la compra con varias promesas falsas. La mayor mentira: la internacionalización de la Inca Kola. Nunca fue un objetivo, nos dice Monito, como también le gusta que le digan al agente.

El plan tenía tres partes: desligar, confusión y desprestigio. El desligar lo vienen aplicando desde que migraron la relación comida peruana – Inca kola por Inca kola – creatividad. Creatividad es un concepto tan amplio que permitía alejarse y parecer que no se alejaba de la comida. Poco a poco se lanzan campañas de Coca Cola junto a potajes nacionales, como su acompañante ideal. Eso sumado a su aporte de Coca Cola a la selección y otros motivos chauvinistas, iba ir moviendo preferencias y relaciones.

La confusión vino con la moradita. Se propuso hacerlo con otro sabor raro, pero ganó la chicha morada por su historial de fracasos en el mercado peruano. Era un fiasco seguro y por eso lo lanzaron. Inca Kola ¿cuál? ¿La amarilla o la morada? Le quitaba su distintivo a la marca. “El plan sigue avanzando y sacarán otros sabores con la marca hasta que se confunda el nombre totalmente”, nos dice Monito.

El tercer y último paso sería el desprestigio. Realizarían algo que ya funcionó en el mundo de las cervezas. Un lote con mal sabor. Así venció Cristal a Pilen en los noventas y luego la compró a precio ganga. Acá la estrategia es al revés: primero la compraron y luego la desprestigiarán. Esto será dentro de varios años, nos dice Fletcher.

Le decimos a nuestro amigo agente que es interesante su informe, pero que no le creemos. Nadie creería esta historia en el Perú. La Inca Kola es algo sagrado, esa teoría de conspiración es demasiado malévola para ser cierta, le dijimos. Fletcher tomó su folder y se marchó con la promesa de traernos otro caso. Algo más creíble.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!