Compartir
Comunidad LGBTI protesta: “Beto Ortiz no es gay, ¡no nos mezclen con esa chusma!”

Comunidad LGBTI protesta: “Beto Ortiz no es gay, ¡no nos mezclen con esa chusma!”

(Agencias Homofóbicas).- Un grupo de enardecidas y enardecidos homosexuales recorrieron en romería las sedes de los más importantes puntos de bricherismo lorcho (la Plaza San Martín, el cine Omnia de la avenida Abancay y la cuadra 8 del Jirón Ocoña… ¡nos han contado, eh!) y recalaron en las puertas del Congreso de la República, con pancartas y banderas sietecolores en mano, para protestar por lo que consideran un atropello a sus derechos humanos y una afrenta a su dignidad como personas.

No, no se trataba de la reivindicación del derecho a la Unión Civil o al Matrimonio Igualitario, ni la exigencia de una ley que penaliza los crímenes de odio. Esta vez se trataba de buscar un desagravio todavía más grave.

“¡Beto Ortiz no es gay! ¡Ya basta de mentir sobre la sexualidad de ese sujeto! ¡No es gay, no puede ser gay, nuestro gremio se reserva el derecho de admisión!” gritaba furibundo Renato, cosmiatra y dirigente del “Movimiento Gay por un Perú Libre y Exfoliado” (MOGAPELIEX)”.

Por su parte Gerarda Yesenia, representante del movimiento “Transgéneros no somos Transgénicos” (TRANS-NO-TRANS), declaró textualmente que: “harrrrrrrrrrrrrrt@s nos tienen con este tipo de insultos. En fin, lo de decirnos que Haya de la Torre era de los nuestros vaya y pase, porque él fue y sigue siendo un orgullo del colectivo y más bien fue el Chancho Araña quien le echó a perder la ideología, el movimiento y el partido. Pero no toleraremos que insinúen que Beto Ortiz es maricón, que Rafael Rey es gay o que Lourdes Alcorta es lesbiana. ¡Ya dejen de insultarnos de esa manera tan hiriente! ¡Basta de maltrato psicológico! ¡No tenemos nada que ver con gentuza de esa calaña!”.

(Cabe resaltar que esa marcha del no-orgullo gay se generó debido a que Betortiz se mechó con Sigrid Bazán vía Twitter, y que todos los usuarios se le vinieron encima recordándole las acusaciones que se ciernen sobre él relacionadas con seducción de menores en situación de calle, además de que la porquería de programa basura que dirige se vio involucrada en el asesinato de Ruth Thalía Sayas. La comunidad LBGTTTIQ2A salió presta a hacer el deslinde respectivo).

Volviendo a la manifestación, la Policía Nacional (PNP o, como cariñosamente es conocida en el mundo gay, la “pene peeee”) tuvo serios problemas para reprimir la manifestación que, si bien empezó de manera muy pasiva con la presencia de gremios de travestis y transexuales femeninas, tornóse un poco más activa conforme se sumaban los colectivos “Ositos on Top”, “Lesbianas con Mostacho”, “Peruvian Mustard” y el “Colectivo de Camioneros, Choferes de Combi y Serenos de San Isidro y Miraflores” (COCACHOSESIMI).

La PNP tuvo que recurrir a medidas extremas. En un primer momento pensó lanzar bombas lacrimógenas pero luego desestimó la idea por eso de los derechos humanos y el temor de generar un nuevo post de Gio Infante, así que se recurrió a una medida de alcance aún más radical: lanzar, a diestra y siniestra, CDs de Lady Gaga y de Cher. Lamentablemente, esta medida solo consiguió enardecer todavía más a gays, lesbianas, transgéneros y travestis quienes, bien al iPhone 7 y al Samsung Galaxy A5, se sintieron ofendidísm@s.

“Los CDs están fuera de moda, lo más ‘inn’ es el streaming. ¿Qué se han creído estos policías cavernícolas noventeros?” gritó fuera de sí Pamela Eduardo, dirigente del ala lésbica de la CGTP.

Ante el contraataque de gays y HSH-PHCN (siglas del colectivo “Hombres que tienen Sexo con Hombres Pero se Hacen los Cojinovas Nomás”), quienes empezaron a lanzar dildos molotov contra las autoridades, la PNP tuvo que recurrir a medidas controversiales que incluso contradicen los Protocolos de Ipanema (sobre cómo reprimir manifestaciones LBGTTTIQ2A) y de San Francisco (sobre cómo utilizar gases lacrimógenos de tal manera que las lágrimas no distorsionen el maquillaje Drag).

Es así como la PNP empezó a disparar al aire calendarios del año 2016, con desnudos de la selección masculina de rugby francesa, conocidos como “Dieux du Stade”, ante lo cual los gays se olvidaron de Beto Ortiz para abalanzarse, los unos sobre los otros, con el fin de arrancharse los calendarios. Se registraron entonces 423 heridos con arañazos, mordidas y pestañazos de primer y segundo grado por parte de los gays; además, 337 policías perdieron la capacidad auditiva de manera permanente al exponerse a los agudos gritos emocionados de lxs protestantxs.

Finalmente, ante la mediación de Monseñor Bambarén, quien aparentemente pasaba por ahí y se hizo presente (no nos animamos a preguntarle mucho, pese a que lo vimos encaletarse dos ejemplares de los calendarios en mención debajo de la sotana), la revuelta terminó en un amable festín. “Vamos, es vox pópuli que en la PNP el que no cae resbala, así que en el fondo siempre terminamos amistad@s y hasta algo más cuando salen de trabajar de la Comisaría de Alfonso Ugarte y nos encontramos en la oscuridad de las salas del Cine Ritz” mencionó Coco, gerente general de una conocida empresa minera y cuyo género sigue siendo una incógnita para nosotrxs.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!