Compartir
Cuenta de Stephen Hawking era manejada por un ‘marca’ desde el penal de Lurigancho

Cuenta de Stephen Hawking era manejada por un ‘marca’ desde el penal de Lurigancho

 

El reconocido físico y genio de nuestro tiempo, Stephen Hawking hizo noticia en todo el mundo no solo porque había inaugurado su página de Facebook, sino también porque en su configuración había escrito que vivía en San Juan de Lurigancho, hecho curioso que llamó la atención de la prensa nacional que se aburre al tocar temas como la pobreza y la educación peruana.

Según el decano de la prensa nacional, Stephen escribía post desde los dominios de Carlos Burgos. Temas como la física, química, astrología, mecánica cuántica, biología comparada y jurisprudencia literaria, entre otros, eran los temas que abordaba en su timeline. Sin embargo, resulta que todo fue una estafa.

La cuenta de Stephen Hawking era falsa y le pertenecía a un conocido marca (chorazo) que atraía a seguidores del físico para vaciar sus casas. “Para mirar mejor las estrellas, abre tu tragaluz. Si me das tu dirección exacta te puedo dar las coordenadas para disfrutar mejor del infinito”, respondía el científico a los seguidores por Inbox, los cuales posteriormente se quedaron con la casa más vacía que el cerebro de una modelo de Esto Es Guerra.

Otras respuestas que daba el físico a preguntas elementales sobre el origen del universo eran: “Deja abierta la puerta de tu casa y entrarán muchas respuestas”, “Por la ventana puede entrar también la sabiduría”, “La clave de tu tarjeta puede ser la clave de la inspiración”, “Cholo, me gusta tu amiga, ¿la puedo agregar?”.

Un experto en crimen cibernético, chofer de drones y taxista profesional (ruta La Colmena-Callao) señaló que detectaron la cuenta falsa cuando Stephen empezó a publicar fotos de presos celebrando el día de visita conyugal.

“Nos percatamos del acto delictivo a las 00:12 horas, cuando el presunto físico empezó a escribir cosas referentes al último atraco a una farmacia. Además, nos dimos cuenta de que no era el famoso científico porque el autor de los post se hacía llamar *Charly pa tu lonzumo, ya tu zá*”, dijo el agente del orden mientras llenaba su colectivo entre Caylloma y Colmena.

Se sabe que el marca aún sigue posteando desde la celda, pese a que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) hizo una requisa el último sábado, en donde se hallaron cuchillos, celulares, fusiles AKM, un tanque desarmado y una silla de ruedas electrónico, muy parecida a la de Stephen Hawking.

“Hallaremos al autor intelectual, lo prometo. Pondré todos mis esfuerzos porque una de las casas robadas fue la mía”, expresó muy nostálgico y al borde de las lágrimas el jefe del INPE, Luis Pérez Guadalupe, mientras perdía por quinta vez consecutiva en Preguntados, un juego para smartphones.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!