Compartir
Darío Fo muere al enterarse que Dylan obtuvo el mismo galardón que él

Darío Fo muere al enterarse que Dylan obtuvo el mismo galardón que él

(Agencias La Cossa Nostra).- El renombrado escritor italiano Darío Fo, premio Nobel de Literatura en el año 1997 y mundialmente famoso por darle con palo a todo el mundo en sus ingeniosas obras de teatro, falleció ayer en Milán coincidiendo con el anuncio de la Academia Sueca sobre el Nobel 2016.

El maestro del teatro abandonó este mundo a la edad de 90 años, en circunstancias en que recibía la noticia de que el nuevo Nobel de Literatura era un cantautor hippie estadounidense. “¡¡¡¿¿¿Cómo???!!! ¿¿¿¡¡¡Que le dieron qué cosa a Bob Dyl…!!!??? ¡¡¡Aaaargggghh…!!!”, fueron sus últimas palabras, según fuentes fidedignas.

Comprometido con los partidos izquierdistas de su país, los cuales no entran en vainas a diferencia del peruanísimo crisol de intereses encontrados que es el Frente Amplio, Dario Fo es mundialmente famoso por sus obras “Muerte accidental de un anarquista” (1970) y “Misterio bufo” (1969).

Fo llevaba hospitalizado más de una semana en el Hospital Sacco, de Milán, debido a una afección pulmonar causada aparentemente por la hasta entonces inminente elección del Dan Brown de los hipsters, Murakami, como probable Nobel de Literatura de 2016.

“Su última descompensación ocurrió hace años, cuando le dieron el Nobel a un escritor sudaca que estaba casado con su prima y que antes se había tirado a la tía”, señaló un familiar. “¡No es posible que estén devaluando tanto el Nobel! ¡Si pudiera, lo devolvía, per ya me tiré la plata armando congresos de la Internacional Socialista!”, habría dicho en aquella oportunidad.

Fo tuvo una prolífica carrera como autor y actor, desenvolviéndose tanto en televisión como en teatro merced de una pluma aguda y satírica. En 1968 fundó el grupo teatral Nuova Scena, cuyo objetivo era indagar en la tradición teatral popula italiana. En los setenta, creó la organización Soccorso Rosso Militante, mediante la cual brindaba asistencia legal a militantes de izquierda devenidos en presos políticos (como APRODEH, pero con su plus artisticón). En los noventa se mandó con todo contra la Iglesia Católica con la obra “Il papa e la strega” (1990), y luego agarró de punto al facho de Berlusconi, el Trump italiano.

Ahora sí, fuera de bromas: lamentamos profundamente el deceso de Darío Fo. Sabemos que debió haberse puesto feliz con el Nobel de Dylan, pues él de purista no tenía un pelo, y que seguro se habría reído con esta nota. Y sabemos también que, donde quiera que esté, la debe estar pasando de lo más bien tomándose un café con su gran amigo, nuestro Mario Delgado.

Facebook Comments

Dejar un Comentario