Compartir

Filósofo desempleado convierte (en su puerta) en ateo a un Testigo de Jehová y ambos lloran abrazados

testigo de jehová
(Agencia TESTA) Un curioso caso ha llamado la atención de los medios religiosos como TV Juan, Bethel TV y Radio María. Resulta que un Testigo de Jehová tocó la puerta de un bachiller de Filosofía de la universidad San Marcos y terminó convertido en ateo. El hecho ocurrió en San Juan de Lurigancho, paradero 5 de Las Flores.

Juan José López Aguinaga jamás imaginó que esto pasaría porque tenía 15 años practicando esta religión. Como muchos de sus compañeros que visten de terno y portan un maletín para proclamar la palabra de Dios, se convirtió cuando alguien como él tocó su puerta y sintió que debía hacer lo mismo.

“Mire usted señorita reportera, cuando me convertí yo ya no celebraba nada, ni mi matrimonio, mi cumpleaños o un triunfo peruano. También dejé de tomar alcohol y jamás dejé que me transfirieran sangre, aun cuando una vez sufrí un accidente. Solo me interesaba la religión y el diezmo, y me dediqué a coleccionar la revista Despertad y Atalaya desde que se publicaban en blanco y negro”, empezó a contar Juan.

“De pronto, todo cambió cuando conocí a Eleuterio Rojas Izquierdo, el bachiller de Filosofía. Me dijo con seguridad implacable que Dios no existía y que las religiones eran el opio de nuestra sociedad. Al principio me hizo dudar, pero cuando me invitó a pasar a su casa y ver el desastre de vida que llevaba (dormía sobre cartón y en una casita para perro) supe que si habría Dios no permitiría ese desastre. Quedé conmovido, lloramos juntos abrazados”, dijo visiblemente alterado el ex Testigo de Jehová.

“Ahora soy ateo, ya no pago diezmos, tengo el domingo libre y en vez de tocar las puertas, visito a Eleuterio para invitarle algo para comer, ya que un egresado de Filosofía la pasa muy mal en este mundo de locos. Ahora, por ejemplo, le estoy llevando pan de ayer y agua purificada con lejía para que coma algo. Es poco, pero sé que es algo”, culminó Juan José mientras esbozaba una sonrisa que iluminaba todo el barrio.

Facebook Comments

About these ads

4 de Comentariosen este Artículo

  1. J.Carlos

    Siempre contradiciéndose el uno con el otro entre seres humanos, Dios nos dio la vida y esa es la verdad, no queda nadie mas en quien confiar solo en Dios, porque todos los seres humanos somos imperfectos ye so incluye a los científicos y por lo tanto no se puede confiar en ellos ya que también erran y su sabiduría es diminuta a comparación de la de Dios, Amén.

    • Reason Wielder

      Que no entiende que la sabiduría que menciona es de un ser que no existe, y como asegura que su dios es el verdadero, ¿como es mas real que Zeus o que Quetzalcóatl?

  2. Juan C. Sapallanay

    Siempre contradiciéndose el uno con el otro entre seres humanos, Dios nos dio la vida y esa es la verdad, no queda nadie mas en quien confiar solo en Dios, porque todos los seres humanos somos imperfectos ye so incluye a los científicos y por lo tanto no se puede confiar en ellos ya que también erran y su sabiduría es diminuta a comparación de la de Dios, Amén.

Comments are closed.