Compartir
Hipster crea el #HotBucketChallenge y queda gravemente herido con quemaduras de tercer grado

Hipster crea el #HotBucketChallenge y queda gravemente herido con quemaduras de tercer grado

Debido a la fama del desafío #IceBucketChallenge, un grupo de hipsters –conocidos por su rechazo a lo común– creó el #HotBucketChallenge, con el fin de cuestionar abiertamente esta moda que llamó la atención de George Bush, Bill Gates, Shakira, Claudio Pizarro y otros importantes referentes de nuestra sociedad.

Como se sabe, el #IceBucketChallenge (desafío del cubo de hielo) tiene como fin retar a los demás a tirarse una cubeta con agua helada y donar 10 dólares para la investigación de la esclerosis lateral amiotrófica. De no aceptar el reto, el retado deberá donar 100 dólares.

En cambio, el #HotBucketChallenge (reto de la cubeta con agua hervida) consiste arrojarse agua hirviendo y pagar cien soles en monedas de colección a la Organización Mundial de Bicicletas Vintage con Canastilla. En el caso de no cumplir con el reto, el perdedor deberá pagar dos mil soles en pesos uruguayos a la Sociedad de Poetas con Pantalón Rojo o la Organización Mundial de Gatos Negros con Cascabel.

El creador, Marc Brescia, hizo la primera demostración en un video de Youtube (debido a la crudeza de las imágenes fue retirado). En el video se muestra cómo Marc, de 22 años, hierve el agua con cuatro encendedores Zippo, mientras registra todos los detalles en su máquina de escribir Remington.

Cuando el agua alcanza su hervor, Marc se hace un selfie con una cámara Polaroid, luego retira el cartucho y lo pega en su álbum de los años 80, comprado en la Casa Túpac. Paso siguiente, sonríe ante la cámara como Amelie, pone música chillout y se arroja el agua hirviendo. Los gritos son únicos, pero el dolor expresado por el movimiento corporal es muy mainstream.

El joven es atentido actualmente en el hospital Rebagliati, pese a que Marc lloraba de dolor, no por las quemaduras de tercer grado, sino porque él quería la Maison de Santé de Pedro se Osma. Comunicándose a través del Instagram, Marc anunció que pagará los cien soles apenas pueda modular palabras, ya que los labios aún se mantienen pegados.

Hasta ahora se desconoce la identidad del otro hipster que grabó y colgó las crudas imágenes. Se presume que no era hipster porque se mataba de risa mientras Marc Brescia lloraba de dolor.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!