Compartir
Hispter se deprime al saber que nativos awajún no tienen cuenta de Netflix ni Starbucks

Hispter se deprime al saber que nativos awajún no tienen cuenta de Netflix ni Starbucks

(Agencia TESTA) Quedó perplejo. Un joven baranquino, vestido con camisa a cuadros fosforescente, pantalón rojo pitillo, chalina y corbata verde con el dibujo de “El demonio de Tazmania”, quedó asombrado cuando se enteró de que los indígenas del norte del Perú carecían de algunas elementales para vivir: agua, electricidad, Starbucks y Netflix.

Resulta que Carlos Casas del Campo y Cossío, hipster no declarado, se le ocurrió visitar una página que jamás verían sus amigos de su misma clase social con el fin de ser diferente y se topó con una web sobre noticias indígenas y quedó tan anonadado con las historias de los awajún que no se fijó que ya había empezado su serie favorita. Tampoco se dio cuenta de que había echado solo dos Splendas a su café semicargado.

“La verdad fue para mí algo insólito. Que no tengan agua puede ser, que no tengan electricidad también, eso también sucede en países como Áfríca o el Polo Sur, pero que no tengan Netflix, eso ya me pareció inaudito. Que no tengan Starbucks también. ¿En dónde se reúnen para tomar un café? ¿A quién le piden el Wi-Fi? El Gobierno debe hacer algo por ellos”, declaró el joven barranquino mientras ponía efecto de Instragran a su foto sobre el atardecer a las 3:45 de la tarde de un domingo de mayo de 2015.

La mamá de Carlos, muy preocupada nos dijo que lo enviará un par de meses a la ciudad más extraña de Europa del este para que se olvide de mucha realidad peruana porque le da pena verlo tan deprimido. “Yo por mi hijo haría todo lo posible. Imaginen, ya hasta ni se pone bufanda y no porque aún sea verano”, dijo muy dolida mientras invitaba a sus amigas a ver una exposición sobre la decoración de su patio de parrillas, ambientado en la exótica ciudad de Caral con ribetes de Amazonía nororiental. Seguiremos informando.

Facebook Comments

Dejar un Comentario