Compartir

Instituto enseña dejo español y argentino a peruanos que quieren encontrar trabajo en Perú

Conociendo la realidad de nuestro país, cansados de estar desempleados y haciendo gala de nuestro espíritu emprendedor una pareja de esposos abrieron el Instituto Nacional de Lenguas Laborales donde enseñan los dejos español, argentino, francés y chileno, un requerimiento que se ha hecho muy útil al momento de buscar empleo en el Perú.

Según la pareja, si bien nuestro país está pasando por un buen momento, las oportunidades laborales para los peruanos se han reducido debido a que muchos extranjeros han llegado y “es difícil competir a pesar de que tienes maestrías o doctorados porque los empresarios prefieren un español o un argentino, no importa cuál sea su formación académica. Muchos los contratan solo por el dejo y piensan que así le dan un plus a su empresa”.

Según el INEI, en los últimos 10 años, muchos extranjeros han llegado a nuestro país solo con el fin de conseguir empleo. La ventaja, agrega el organismo, aparte de su aspecto, es su forma de hablar. Si ya es muy difícil para los peruanos quemaditos encontrar trabajo, es más complicado todavía competir si tienen un mote peruano, y si es de la sierra o selva mucho peor.

“El escenario es muy simple de entender. Los empresarios los prefieren porque si un cliente es atendido, digamos, por una recepcionista argentina, pues se queda más tiempo en el teléfono. O si su gerente de banco es español, hay más oportunidad de captar clientes. Simples matemáticas”, dijo el representante del INEI que ya va por el octavo ciclo en el instituto.

Como se sabe, no es raro encontrar a españoles estudiantes de “Antropología del madrileño”, trabajando en gerencias de bancos o como directores teatrales, o hallar argentinos que estudiaron “Filosofía peronista” o “Latín puro y otras lenguas hipsters”, trabajando en las más prestigiosas agencias publicitarias o en programas de televisión. Estos casos han puesto en alerta a los peruanos que se sacaron la mierda estudiando y por ello han optado por aprender este dejo para probar suerte en el competitivo mercado laboral.

EL CASO CHILENO

La pareja también explicó que si bien muchos se matriculan en los dejos español y argentino, también algunos se matriculan al dejo francés como complemento. Sin embargo, otros, en su mayoría trigueños, prefieren aprender solo dejo chileno para conseguir trabajo en “call centers”.

“Considerando que siempre les tiran el teléfono a los que llaman constantemente por parte de los bancos o empresas de telefonía, los peruanos gozan más cuando se trata de un chileno, así que se quedan más tiempo escuchándolos y a pesar de que les tiran el teléfono, el mensaje se les queda en el subconsciente. Por eso, las empresas de call center están contratando a los que tienen dejo chileno, no importa si al final son peruanos”, informó el empresario.

Finalmente, los esposos invitaron a los jóvenes a estudiar en su instituto que les garantiza hablar como la Pepa Baldezari, como la flaca del final de la Serie Rosa o como Cecilia Bolocco. Asimismo, anunció que pronto abrirán cursos para aprender dejo colombiano, pero será “dirigido solo a mujeres que se dedican a ya tú sabes” porque la competencia es fuerte en Las Cucardas.

“Todos nuestros profesores son argentinos y españoles, sí, les damos trabajo. Ellos mismos también te enseñan el dejo francés y el inglés. Para el dejo colombiano estamos buscando profesoras en el Scarlet y en La Nené. Ah, también nos piden mucho el dejo colombiano, sobre todo los sicarios peruanos que ya no infunden temor con su dejo peruano. En cambio, con dejo colombiano pueden extorsionar y ofrecer muchos servicios adicionales”, agregó el empresario mientras jugaba yo-yo.

Facebook Comments

About these ads

1 Comentarioen este Artículo

  1. Shhheeee… ¡señores del Planfleto vuestro laburo mola, pardiez!! ¿Podés decirme la dirección del bulín que mentaron? El de los idiomas, no. Me refiero, coño, al de las minas colochas ¡andá!!!!!!!! Todo sea por la integración hispanoamericana ¡joder!
    Y shhhho digo: ¿El Chemo del Solar es parte de ese negocio?

    Responder

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!