Compartir
Investigarán a Keiko Fujimori y Fuerza Popular por lavado de limones

Investigarán a Keiko Fujimori y Fuerza Popular por lavado de limones

Agencias Joaquín – Al aumento de 500 (no, no de los 500 días que faltó al Congreso por vaga) que figuran en las agendas de Odebrechet y a los 10 millones que mencionan otros colaboradores ahora se ha sumado una nueva acusación en contra de la lideresa del partido más pendejo del Perú después del APRA (aunque ya no se sabe cuál va ganando) y es el del lavado de limones justo ahora que está escaseando debido a la baja producción a raíz del fenómeno del niño que asoló el norte peruano este último verano.

Como ya hemos experimentado cada vez que se nos ha antojado comer un ceviche debido al bajadón o hemos querido usar el recurso infalible del desodorante natural o el remedio de la abuela para asesinar los hongos de las patas y no hemos conseguido limones sino hasta por 20 soles el kilo y encima de esos que ni jugo tienen, pues, como decíamos, eso se debe a que no hay limones pues, a qué más va a ser, la oferta y la demanda del maldito mercado es así, cuando la demanda sube y la oferta baja, los precios se disparan, ley simple del puto libre mercado, snif, snif.

Debido a esto, una fiscal que anda desaparecida desde hace unos días se atrevió a investigar un extraño movimiento en los almacenes que Keiko Fujimori tomara prestados de Kenji Fujimori, sí, en esos que se encontraron 100 kilos de coca que, según la propia Keiko, fueron atacados por el narcotráfico (sic), en donde se comenzaron a almacenar cuantiosas cantidades de limones para, supuestamente ser lavados.

El proceso, se supone, era el siguiente, la lideresa de la Bankada adquiría limones por lo bajo a los propios productores, luego los almacenaba en estado de conservación, esperaba a que el precio se dispare y los sacaba al mercado con el precio 10 millones de veces por encima del que los adquirió, ah, y bien lavados los limones, claro, gracias al auspicio de la lavandería Joaquín, una lavandería bien limpia (así es el slogan, no es nuestra culpa). En fin, ya nos cansamos de redactar, chau.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!