Compartir
Julio Guzmán llega a su casa y lo confunden con Testigo de Jehová

Julio Guzmán llega a su casa y lo confunden con Testigo de Jehová

 

El precandidato por el partido Todos por el Perú, Julio Guzmán, que es ultraconocido por sus cuatro gatos, se dirigió a su casa luego de planear él solo el siguiente paso para acercarse al sillón presidencial y grande fue su sorpresa cuando su esposa y sus hijos no lograron reconocerlo y le dijeron “ahorita no joven, en esta casa somos católicos”.

Sus vecinos, al ver esta escena, creyeron que realmente se trataba de un Testigo de Jehová y de inmediato se dispusieron a encerrarse y se hicieron los locos, como todos y cada uno de los domingos. Uno de ellos le dijo gritó desde su ventana que le deje la última edición de La Atalaya por debajo de la puerta porque tenía ganas de ir al baño.

Como todos sabemos, nadie sabe quién es Julio Guzmán y en esa misma corriente, su esposa, a pesar de tener tres hijos con él y haberlo visto muchas veces a la cara, no logró reconocerlo y le preguntó “Y tú cómo te llamas” a lo que el precandidato, creyendo que era una broma contestó “quiero mi pelota”. Esto hizo que su esposa dudara de que realmente sea un Testigo de Jehová y le pidió sus documentos.

Cuando corroboró que sí era su esposo, recién logró reconocerlo y tuvo que presentarle otra vez a sus hijos y decirle que conocieran a su papá una vez más. Se sabe, por fuentes vecinas, que esto sucede casi todos los días con el pobre señor que se rompe la cabeza para ser conocido entre los electores pero hasta el momento solo ha conseguido tener la cabeza rota.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!