Compartir
Ladrones entran a robar al comedor de la San Marcos pero murieron intoxicados en el acto

Ladrones entran a robar al comedor de la San Marcos pero murieron intoxicados en el acto

Luego de robar como si nada en el cafetín de la Universidad Católica del Perú, los facinerosos quisieron hacer lo mismo en la Universidad Mayor de San Marcos, pero sus defensas no estaban preparadas para este foco plagado de elementos químicos peligrosos.

“Los ladrones murieron por la exposición a gases tóxicos, bacterias que vivirían como si nada en Marte y por la exposición a sus alumnos, quienes contienen tanta carga química que podrían vivir sin problemas en Chernobyl o Fukushima”, dijo en exclusiva un químico/físico/biólogo que ingresó al comedor con un traje especial tipo astronauta.

Apenas entraron al local donde expenden estos alimentos aptos solo para algunos seres vivos, los ladrones sufrieron vómitos, desmayos, convulsiones y hasta empezaron a gritar: “¡Viva Movadef! ¡Liberen al presidente Gonzalo”. Luego cayeron al suelo y los alumnos ni se percataron de ello, porque estaban concentrados almorzando suelas de zapatos con pasadores a lo Alfredo.

“Nos dimos cuenta de la presencia de los ladrones cuando la cocinera peleaba con Perrovaca. La cocinera quería cocinar a los choros para que los sanmarquinos sepan lo que es comer carne. Pero Perrovaca los quería para enterrarlos en el jardín de Letras”, dijo un alumno mientras nos preguntaba por qué estábamos vestidos con trajes antiataques nucleares.

Hasta el momento nadie reclama los cadáveres, por lo que no se descarta darlos a la cocinera para que prepare una parrillada prenavidad, cosa que así se ahorran el atún para el próximo mes. Mientras tanto, le han prometido a Perrovaca que le darán los huesitos, siempre y cuando los sanmarquinos no se coman los huesos también. Seguiremos informando.

Facebook Comments

About these ads
  1. […] —- También puedes leer: ladrones entran a robar al comedor de San Marcos pero mueren intoxica… […]

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!