Compartir
Matrimonio igualitario consigue que homofóbicos se preocupen por los pobres de África

Matrimonio igualitario consigue que homofóbicos se preocupen por los pobres de África

Sin precedentes. Desde hace unos días, millones de homófobicos del Perú y Arequipa han comenzado a interesarse por la hambruna de los niños de Somalia, la decadencia de la educación en Singapur y hasta la corrupción del gobierno de Afganistán.

Sin duda, aprobar el matrimonio entre parejas del mismo sexo en Estados Unidos, ha logrado que la humanidad ahora sea más coherente con los más necesitados a nivel internacional, desde convocar cruzadas para conseguirles pantalones a los habitantes de Miami hasta recolectar ponchos para los pobres de Hawaii, todo ello a partir del matrimonio homosexual recientemente aprobado en la región gringa.

Un conocido homofóbico cuyo nombre no vamos a mencionar pero se llama Phillip Butters, ha dicho que “antes de andar celebrando que en Norteamérica se puedan casar entre cabrazos y lesbianas repugnantes, debemos enfocarnos en el problema real, en el de interés mundial, por ejemplo, no escucho decir a las mariquitas del mundo decir que tenemos que pelear por las niños pobres de Suiza o por los gatos que se comen los chinchanos, incoherentes de mierda”, dijo el gordito mientras pateaba a dos lesbianas.

Otro personaje llamado Luis Cipriani pero que no mencionaremos por respeto a la iglesia, dijo que “Dios va a castigar al que le agarre la pieza a otro que también tenga pieza, a las mujeres impuras que practiquen la lactancia entre ellas aún sin ser madres porque es antinatural, lo natural es preocuparse por no robar, no mentir y ser cura, claro, los únicos que se salvarán serán los niños, pero solo cuando un religioso lo calatea… debemos preocuparnos por alimentar a los peces pobres de Madagascar, ellos necesitan nuestro apoyo”.

Finalmente, Martha Chávez dijo que ama a Alberto y que Rafael Rey ama a Kenji, pero eso ya lo sabíamos. Seguiremos mariconeando.

Peruanos homofóbicos

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!