Compartir
Millennial destruye teléfono público al no lograr tomarse un selfie

Millennial destruye teléfono público al no lograr tomarse un selfie

Agencia CHAIBOL – Un desesperado millenial destrozó amano limpia un teléfono público porque no logró tomarse una fotografía con el tradicional auricular. Al grito de “¡teléfono ctm, encima me robas un Sol!”, el joven de 25 años, identificado como Merry Cristamas Huamán Alcurza, arremetió contra un teléfono ubicado en la Avenida Salaverry, frente al Ministerio de Trabajo que está más allacito del Ministerio de Salud (por si eres Millennial y no sabes dónde queda).

“La batería de mi iPhone X se había acabado porque estuve viendo memes todo el día hasta que vi que había una cosa llamada Ministerio y quería tomarme un selfie para subir la foto a Instagram ya que hoy almorcé una empanada de china y eso no sirve para la foto culinaria del día, así que vi eso que al principio pensé que era una cabina de recarga para El Metropolitano pero era un teléfono y, pues, no pude, porque la pinche cosa esa no tiene cámara”, nos contó Merry mientras ponía cara de soltero codiciado de la revista Cosas.

“Cómo va a ser posible que un teléfono no tome fotos, ¿acaso el teléfono se ha inventado para hacer llamadas? Es para tomarse fotos, ¿qué otra utilidad puede tener? Bueno, la cosa es que me dio cólera que seamos un país tan subdesarrollado y tengamos cosas de abuelitos en la calle, no aguanté más esa injusticia social e hice lo que debía, romper lo que no sirve, aunque estaba azadazo”, fue la justificación del joven muchacho quien, entre lágrimas, nos pasaba su Whatsapp para mandarle la foto que se tomó con nuestro Nokia.

La Policía ya tomó cartas en el asunto y el joven será llevado de grado o fuerza a la comisaría de Alfonso Ugarte donde podrá cargar su teléfono (antes de que se lo roben) y tomarse fotos con los reos de turno, una experiencia que no olvidará y tendrá miles de likes en Instagram y Facebook, por lo que se fue muy contento.

Facebook Comments

Advertisements

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!