Compartir
Natalia Málaga presenta su primera novela: “¡Desahuévate, cojudo!”

Natalia Málaga presenta su primera novela: “¡Desahuévate, cojudo!”

(Por Maicelo Faverón, corresponsal cultural).- La aguerrida ex voleibolista Natalia Málaga Dibós, integrante del equipo subcampeón de aquella memorable olimpiada Seúl’88 y posteriormente directora técnica de la selección juvenil de vóley femenino y posteriormente del seleccionado infantil y finalmente conductora de un programa de televisión basura, decidió incursionar en el terreno de las letras y presentó ayer su primera novela titulada: “¡Desahuévate, cojudo!”

La novela narra las peripecias de una extraordinaria detective privada (Gala Maliatana), quien debe resolver un intrincado caso de tráfico de menores en el que se ve involucrado un ex entrenador deportivo (Cirio Paloscar). En paralelo, Gala conoce y se hace muy amiga de una sacrificada madre de familia y congresista izquierdista marmajera (Beri Udanaice) quien busca desesperadamente a sus tres hijas (Diana, Mirtha y Daniela), secuestradas por Cirio. Beri y Gala unirán fuerzas para encontrar a las niñas enfrentando a un grupo de villanas tales como Taitcé Cilía, Biga Ralós del Zerép, Dojarfa Sénide, Ciagar Saro y Alva Torrenagi, entre otras. Finalmente, al ver la devoción de Beri Udanaice por sus hijas, Gala buscará a su propio padre (Bo Parkman) para “resolver asuntos no resueltos” (sic); en el interín, Gala espetará la frase que da título al libro, entre otras perlas propias de su vocabulario, a cuanto varón se le cruce en el camino, incluyendo a su propio padre.

La presentación de la obra se llevó a cabo en un conocido hotel miraflorino y contó con la participación de un ramillete de delicadas, casi lívidas, bellezas extremadamente femeninas: Leyla Chihuán, Sofía Mulanovich, Kina Malpartida y Sandra Plevisani.

Abrió la ceremonia la señorita Mulanovich, excampeona mundial de surf, quien dijo sentirse muy orgullosa de este nuevo logro de Natalia y de lo importante que este resulta para todas las mujeres del Perú, a quienes endiosó delicada y enfáticamente. Dijo, textualmente, “ta’ que las jermas somos la cagada.”

Por su parte Leyla Chihuán, congresista fujimontesinista y exjugadora de la selección nacional (íbamos a poner excampeona de algo pero después caímos en cuenta de que nunca ganó nada), mencionó la importancia del rol que el género femenino viene jugando en nuestra historia nacional y lo comparó con los escasos logros de los hombres. Esto fue lo que dio a entender cuando se dirigió a los varones presentes y les dijo “ustedes que están sentaditos como unos huevonazos tomando nota en sus libretitas como la sarta de rosquetes que son, ¿qué chucha han hecho por su país aparte de rascarse los huevos que no tienen? Mientras las mujeres nos sacamos la mierda y nos rompemos los ovarios para traer medallas y campeonatos, ustedes se pasan de cojudos y no hacen ni gapin. ¡Todo lo ven fúlbo!”

Al tomar la palabra Kina Malpartida, quien pasó de campeona mundial de boxeo a campeona interbarrios de televisión basura, señaló que al leer el libro sintió una gran emoción por que se dio cuenta de que sabía leer y de que entendía lo que leía: “Ta’mare que es la cagadita, mi tía Naty. Ta’mare .Puta que, ta’ que, cha’ que… Ta’mare, la cagadita peeee. Ta’mare”.

La conocida chef, Sandra Plevisani, cerró la participación de las invitadas señalando que “la parte en que Gala agarra un cuchío para cortársela a su marío me trancó el culo de la emoción. Desahuévense y lean el broli, pe’.”

Al ser consultada por los periodistas sobre si teme a las críticas literarias, Natalia señaló que “a la crítica literaria me la paso por la punta de la teta. Siguiente pregunta o les saco su mierda a todos.”

Sobre la posibilidad de realizar una segunda entrega, Málaga Dibós mencionó que “depende de cómo lo reciba la gallada, pe’; si las gentes se desahuevan y compran el libro, escribo otro pe’, pero si siguen siendo los mismos cojudos y no les gusta, puta que me aso y no escribo ni mierda.”

Un conocido crítico de literatura cuya identidad no revelaremos, preguntó a Natalia si no le parecía que algunos de los personajes de su novela eran muy fáciles de reconocer, pues había apelado a una burda transformación de los nombres a partir de los nombres originales, y si aquello no le parecía una manera tendenciosa de vender el libro, y que si la autora quería él le enseñaba a escribir y a tocar batería con mojitos de por medio. Cuando ya llevaba como media hora recitando su currículum vitae, Natalia se le abalanzó encima con odio jarocho y, lamentablemente lo alcanzó, así que dicho crítico tuvo que salir del recinto en camilla con heridas de consideración y deberá ser sometido a una cirugía para poder extraerle la zapatilla que Natalia logró incrustarle en el orto.

Al finalizar la presentación, se repartió entre los asistentes una serie de dulces preparados por la señora Plevisani, quien ya se encuentra siguiendo los pasos de Natalia y prepara una novela para niños titulada “El amargo secreto de mis dulces y la puta que lo parió”.

Facebook Comments

  1. Por cheap albion online gold acerca diciembre 2, 2016 en 6:54 pm

    cheap albion online gold

    You bet !

Dejar un Comentario