Compartir

Perú crea Tribunal de Pendejadas Nacionales

APA. EPA. UPI.  Un objeto volador no identificado puede ser cualquier cosa, una pendejada no. Bajo este precepto es que el gobierno peruano  ha resuelto abrir un Tribunal como ente rector del máximo quehacer nacional para normar y sancionar esta gran actividad nacional que ha hecho conocidos a sus máximos dirigentes y caudillos a nivel mundial.

“Cualquier pendejo aéreo o terrestre que navegue dentro del espacio nacional cuya pendejada sea ilícita, anómala y cuya naturaleza no sea identificable, representa una amenaza para la seguridad civil y militar. Por ello los entes más probos del país como son El Jurado Nacional de Erecciones, la Superintendencia de Aduanas y el Estanco Nacional de Tabaco  han intervenido para conformar el consejo consultivo de esta nueva entidad que tendrá por fin salvaguardar la pendejada nacional en aras de su recto uso por los  corredores más íntimos de los ciudadanos peruanos y los pobladores incivilizados también”, le dijo a DL2 Mundo el ministro de Defensa peruano, Jakke Jalakiwi.

El Tribunal de Pendejadas  está formado por ocho civiles (un astrónomo, un arqueólogo, un sociólogo, un politólogo, un físico, un filósofo, un comunicador, un sociólogo) y dos pendejos profesionales, vale decir dos abogados colegiados.

Todos ellos se encargan de dirimir situaciones imposibles de solucionar con un juez de paz como por ejemplo si las pendejadas de Acuña están enmarcadas dentro del orden constitucional, si PPK importa pendejadas yanquis o si Alan debe estar eximido y libre de la jurisdicción del tribunal porque él es como el cardenal de los pendejos con perdón de Monseñor Cipriani.

Incluso protegerá a la ciudadanía para determinar si Guzmán es un pendejo que se hace el cojudo y Barnechea es un cojudo que se hace el pendejo.

Y por último tendrá la potestad de desnudar a pelo al investigado para ver de donde viene tanta pendejada de Keiko y porque Veronika Mendoza no demuestra esa capacidad nacional.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!