Compartir
Puertas del Metropolitano cuentan con imán para idiotas

Puertas del Metropolitano cuentan con imán para idiotas

(Agencia Tela) Hasta que apareció una explicación. Nadie entendía por qué el metropolitano siempre lleva gente pegada a las puertas a pesar de que sobra espacio en el interior. Pero la respuesta llegó. Gracias a una investigación realizada por estudiantes de la Universidad Autónoma de Sipán, luego de un sesudo análisis de 3 años incluyendo entrevistas a profundidad, escáneres mentales, tests de Proust y muestras de orina, determinaron que la respuesta es una sola: las puertas del metropolitano son imanes para idiotas.

 

Llegaron a esta conclusión al plantearse la siguiente pregunta: ¿Qué carajo puede motivar a una persona a viajar pegado en la puerta impidiendo que las personas entren y salgan; siendo empujados en todo momento? La respuesta indica que es algo que va más allá de su voluntad. Simplemente, al igual que las polillas se acercan a la luz, estas personas se acercan a las puertas.

 

“Es inevitable. En las entrevistan les preguntábamos sobre las razones de andar pegados a la puerta y sólo decían: no joda joven, váyase a la mierda, a usted qué le importa, y, vaya a reprocharle a su abuela”, nos indicó la doctora Hortencia Delgado Curra, profesora de los alumnos que emprendieron este análisis. Ellos siguen analizando las pruebas para ver si encuentra alguna explicación más lógica.

 

“Nuestra premisa partía de que tal vez estas personas piensan que estando en la puerta se aseguran bajar más rápido, pero la verdad es que interrumpen todo el fluir del público haciendo imposible el viaje para todos y para ellos más. Por eso concluimos que todos son idiotas y se sienten atraídos a las puertas por cierto magnetismo”, indicó la doctora mientras intentaba alejar a nuestro reportero de la puerta. Seguiremos informando cuando nos dejen por fin bajar.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!