Compartir

Sacerdote pedófilo renunció al clero porque no lo dejaron hacer misa en Hospital del Niño

don-Max
Se fue tirando la puerta, muy indignado y hatsa dudando de la existencia de Dios. El exsacerdote, Elver Gaitán, renunció a la Iglesia Católica porque –pese a pedirlo mil veces por escrito–, el Arzobispado no le permitió realizar misas dentro del Hospital del Niño, pese a que otros curas sí podían.

El ahora civil Elver Gaitán, afirma que no tenía malas intenciones, como siempre han sospechado alguno de sus colegas, “solo quería brindar amor a todos los niños del lugar y quería dar misa vestido de Barney, para atraer a más criaturas de Dios hacia la palabra”.

Elver, desde la cárcel, aseguró que la Iglesia Católica está comentiendo discriminación porque en otros países a los curas les dejan dictar misa en nidos, colegios de primaria y hasta en baños de varones, pero “a mí me privan de intentar dar amor a los niños con menos defensas”.

Aunque no lo dijo, Elver está encerrado en Lurigancho porque apenas dejó el clero, fue a dictar clases de Religión a un colegio de monjas y, aunque nadie quiere dar explicaciones, terminó en el Pabellón de Violadores.

“Cuando salga de este lugar, pondré mi local de piñatería, venderé dulces y además formaré nuevos Toribianitos”, expresó mientras cerraba los ojos en señal de deseo. Seguiremos informando.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!