Compartir

Sentida carta de un color puerta a los candidatos presidenciales que debes leer

Queridos candidatos:

Primero, lo de “queridos” es un mero trámite epistolar porque no los quiero, no se ilusionen. Segundo, les escribo porque estoy cansado de sus tonterías, de sus discursos neuromarketeros, de sus ventas de humo y de su postura para la foto o la entrevista. Sí, estoy cansado y harto de que me quieran agarrar de cojudo, para eso está mi viejita, quien me ha escueleado desde que nací.

No soporto verlos haciendo sus mamotretos, prometiendo cosas que no pueden cumplir, diciendo que no dijeron lo que sí dijeron, usando dinero mal habido  para sus campañas y mencionando que son aportes de polladas y de rifas, usando portátiles para hacerle creer a la gente que tienen seguidores espontáneos, claro, bastante espontáneo es ir al mitin con el polo y la bandera de campaña.

Estoy muy cansado que compren votos con arroz, fideos o galletas, usando la miseria de un pueblo al que no quieren ayudar, al que no desean arrebatarle la miseria en la que viven, al que no quieren educar porque eso sería una maldición para ustedes los políticos, porque saben que un pueblo educado e instruido no les creerá jamás.

No, ya no aguanto que usen los temas de clases sociales y diferencias económicas para ganar adeptos, saben muy bien que somos un país pobrísimo, donde lo único que abunda es la pobreza, la falta de empleo, las oportunidades para los que menos tienen. Ya me cansé de sus discursos de beneficencia, de ayuda pecuniaria para solventar gastos necesarios como los que se hacen para comer o beber el agua.

Estoy harto del doble discurso sobre las mineras, sobre las empresas inversionistas, sobre los derechos ciudadanos, es que saben muy bien que las grandes empresas pueden dejar de darles dinero para sus campañas si dicen una cosa que no les agrade. Por eso prometen que van a regular esas cosas, que van a dirigir los presupuestos para alivianar el pesar económico del pueblo, ya basta.

Ya me aburrí que digan lo que supuestamente van a hacer pero no nos expliquen cómo lo van a hacer, ya estoy harto que nos traten como idiotas, como si no fuéramos a entender lo que plantean. Admito que mucha gente no sabe nada de macroeconomía o de la autoregulación de la economía de un país, pero esa ignorancia es culpa de ustedes, los políticos nunca se preocuparon de nuestra debida educación porque, repito, un pueblo educado jamás votaría por ustedes.

Me despido pidiéndoles encarecidamente que nos dejen de insultar con sus propuestas baratas, que nos dejen de ningunear con sus discursos altruistas, que ya no nos tomen por imbéciles, que ya no se burlen de nosotros, les pido que dejen de pensar que el pueblo piensa, que no nos usen para sus fines personales, quiero que nos respeten, que nos quieran, que piensen en nosotros como si fuéramos sus hijos queridos y nos merecemos lo mejor, por favor, ya no nos hagan sufrir.

Atte:

Jorge Lellegatodo
DNI: 87654321

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!