Compartir

Sociedad Protectora de Animales recauda fondos en Mistura con chancho al palo

Los animalitos pueden sonreír, la Sociedad Protectora de Animales está haciendo harto dinero gracias a los fanático chanchopaleros que acuden diariamente a Mistura y se comen hasta el palo.

En una campaña sin precedentes para recaudar fondos que salven a los gatitos techeros, a los perritos de Kenji, a los delfines de las cevicherías y a las cucarachitas martinas de los odiosos humanos; dicha sociedad consiguió un puesto en la feria gastronómica más prestigiosa de Sudamérica del Norte, con su platillo estrella: el chancho al palo.

Podría parecer una contradicción, ¿los chanchos no son animales? pero el presidente de la sociedad, León Gaviota, nos aclara el tema: “Los cerdos que se venden se han ofrecido voluntariamente para ser cocinados ya que todos ellos tenían graves enfermedades como exceso de triquina, gonorrea, órganos en descomposición y cáncer al cuero”, explicó.

Al ser consultado sobre el porqué escogieron específicamente ese platillo, León Gaviota explicó lo siguiente: “Todas las enfermedades mortales por los que atravesaban estos cerdos causan erecciones descomunales en ellos, erecciones tan terriblemente dolorosas para las chanchas que, en nuestra calidad de protectores, no podemos permitir ya que ni se imaginan los chillidos de las pobres chanchitas, por eso el chancho, se cocine como se cocine, siempre será un chancho al palo”.

Cuando se le preguntó sobre una posible transmisión de enfermedades a los humanos, debido a que los chanchos que se venden han tenido graves enfermedades, el presidente de la asociación nos informó que es probable que alguien tenga algún malestar al respecto, incluso hasta puede morir, pero que su muerte no sería en vano ya que habrán ayudado a que muchos gansos en el Perú reciban un trato humanitario y serían unos héroes para los pavos. Loable.

Esta humanitaria campaña ha sido respaldada por personajes conocidos de la farándula y el deporte nacional, cada día los comensales pueden degustar de su chanchito al palo junto a el Conejo Rebosio, al Cóndor Mendoza o Alejandra Baigorria que siempre acude con su archipiélago.

Aplaudimos este tipo de iniciativas e instamos a que otros animales con enfermedades terminales se unan a la campaña y se ofrezcan para ser cocinados.

Facebook Comments

About these ads

1 Comentarioen este Artículo

  1. Me encanto, una descripcion gastronomica muy clara del sacrificio voluntario de porky y sus amigos….

    Responder

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!