FMI y Banco Mundial preguntaron por el “loquito litio” que no quería pagar la deuda externa
Permalink