Compartir
Tampoco tampoco, descubre la vida secreta de Kenji

Tampoco tampoco, descubre la vida secreta de Kenji

Kenji Api Fujimori Higuchi, hijo del expresidente Alberto, nació el 29 de mayo de 1981 en Lima, dos días antes de la primera acción terrorista de Sendero Luminoso (todo encaja). El día que Kenji vino al mundo, la enfermera a cargo de cuidarlo tuvo un severo descuido al no sujetarlo correctamente y el recién nacido se cayó de cabeza (todo encaja otra vez).

Su educación primaria la realizó en el colegio Hans Christian Andersen y hasta la fecha Kenji desconoce que se trata del creador del célebre cuento “El patito feo”. Él piensa que el colegio se llama así porque no se llama de otra manera. Desde muy pequeño fue víctima del maltrato de sus compañeros de aula y sus profesores se quejaban constantemente con el director, aduciendo que Kenji Fujimori debió estudiar en el Ann Sullivan.

Como hemos mencionado, Kenjito era víctima del bullying por ser descendiente de japoneses y no tener la suficiente pericia ni capacidad intelectual que otros descendientes orientales mostraban en clases. Al no tener amigos, canalizó sus sentimientos amicales hacia los perros, afán que luego se convertiría en amor puro y sincero, como más adelante relataremos.

Sus estudios secundarios, si se puede decir que estudió, los cursó en el colegio Recoleta. Ya en ese momento su papi era presidente del Perú, por lo que aprobaba todos los cursos sin necesidad de estudiar. Cuando Alberto Fujimori decidió disolver el Congreso de la República, Kenji, sin éxito, le pidió que también disolviera su colegio porque le daba flojera pedirle a sus compañeros que le hagan la tarea. Más tarde, el Presidente decidió disolver a la mamá de Kenji.

Durante la adolescencia acompañó a su padre por todo el Perú. Se sabe, por un vídeo, que el entonces presidente peruano mencionó que lo llevaba siempre con él porque “me dan risa sus cojudeces, además, me da un poco de vergüenza dejarlo con otras personas y que se enteren de que tengo un hijo estúpido”.

En esta etapa de su vida, el joven Kenji se enamoró, como todo adolescente. Nuestro héroe demostró que tenía sentimientos amorosos y se las ingenió para dejar registro de eso. Kenji amaba a su perro. El afortunado, de nombre Puñete, recibió bien a su dueño, por atrás. Hasta la actualidad se sabe que Kenji adopta canes cada cierto tiempo, pero ya no se filma, algo aprendió.

Se cree que Kenji fue el autor de la frase “los caballeros no tienen memoria” ya que, al estar en 5to de secundaria, su profesora de caligrafía le pidió (con mucho miedo) que le nombrara al último presidente del Perú y la respuesta de Kenji Gerardo fue la que se menciona entre comillas, pues al parecer, no tenía la menor idea de lo que pasaba.

Al terminar sus estudios (¿?) secundarios, Kenji se fue a Estados Unidos y no postuló al Kansas State University pero igual ingresó. Años más tarde se graduó de Bachiller en Agronomía pero no sabe ni plantar una cortina de humus, según él mismo. Se sabe que su “educación” fue pagada con dinero del estado, es decir, tooooodos los peruanos aportamos de la nuestra para que el pobre hombre pueda adquirir algún tipo de conocimiento; también se sabe que no sirvió de nada.

Actualmente, Kenji Fujimori es congresista, lo que lo hace más imbécil aún. Tiene el récord histórico de ser el político peruano elegido para el congreso con más votos. Hasta lo quisieron entrevistar para el libro de los Record Guinness, pero no aceptó tal entrevista porque a él no le gustan los libros. Una verdadera muestra de humildad.

Desconocemos el futuro político de Kenji, pero se tiene la certeza de que será igualito a su papá, mucho cuidado. Podemos ser incautos pero “tampoco tampoooooco”.

Les dejamos algunas frases célebres e inteligentísimas del primer congresista del Perú:

En Ica, luego del terrible terremoto que lo dejó en ruinas: “Si no reconstruye Ica antes del próximo terremoto, el presidente Humala va a tener que recoger los escombros de su propio gobierno”. ¿Antes del próximo terremoto? ¡Bravo!

“Le pido al presidente una voz más varonil” (o algo así).

“Dos más dos suman pero restan cuando dos está en el baño”.

“Me inmolaría pero ya me sacaron los molares”.

“Mi papá está preso injustamente porque la justicia es injusta… ay, me ajusta el brasiere”.

“No tengo nada más que decir, por eso digo que el fujimorismo nunca morirá en el más allá de acá”.

“Puñete es el amor de mi vida”. Sin comentarios.

Facebook Comments

About these ads

4 de Comentariosen este Artículo

  1. Falta agregar que actualmente Kenji está gestando el fruto de su amor apasionado por Puñete.

    Responder
  2. S-Siro

    la 1era acción de sendero fue el 17 de mayo de 1980 ¬¬

    Responder

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!