Compartir
La tía María prefiere que le llamen abuela Charito

La tía María prefiere que le llamen abuela Charito

(Fuente Ovejuna) La tía María ya no quiere que le llamen tía. Después de la afirmación de Vargas Llosa se siente más vieja. Ahora prefiere ya vivir solo de recuerdos y prefiere cambiar de nombre. Le gusta el nombre Rosario, para que le digan Charito. En honor al personaje de Al Fondo Hay Sitio. La abuela Charito.

¿Cómo así prefiere que le digan abuela? Le pregunta nuestro deslenguado periodista. «Escogí ser abuela porque en verdad solo soy un recuerdo ahora. En algún momento fui muy solicitada, todos me coqueteaban, querían casarse conmigo, hasta Mario Vargas Llosa, imagínese usted. Pero me ocurrió lo que a muchas: muchos pretendientes, pero nadie se quiso comprometer. El minero y el antiminero se peleaban pero ninguno me ofreció matrimonio”, nos dice María, que no es la Seño María del Trome.

«Luego me volví tía y ya nadie quería conmigo. Vargas Llosa ya no preguntaba por mí, preguntaba por mi sobrina, tremendo penderejete. Pensar que yo fui antes que la tía Julia. Por eso a pesar de que nunca tuve hijos, me siento como una abuela. Una abuelita inútil que solo vivo de pensar en que alguna vez se pelearon conmigo un gringo y un cholo» nos cuenta sollozando.

¿Y por qué Charito? le preguntamos antes de llevarla a su cama y acostarla para que descanse. «Ah, en honor a la Charito de Al Fondo Hay Sitio. Es que me siento igual, todos me florean pero nadie me aplica.» Descanse tía María, mañana será otro día. Tal vez no despiertes.

Facebook Comments

Advertisements

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!