Compartir
Toditita la verdad y los vínculos del asesor de los negociazos, Carlos Moreno

Toditita la verdad y los vínculos del asesor de los negociazos, Carlos Moreno

(Por Chuck Norris Huamán, corresponsal).- El caso del exasesor personal del Presidente PPK en temas de salud, Carlos Moreno Chacón-Chaza, está más ardiente y apestoso que chancro blando. Ahora resulta que se ha desatado una sarta de dimes y diretes que van de arriba para abajo, de derecha a izquierda y del centro para adentro del gobierno.

Lo primero que se dijo era que Moreno Chacón-Chaza tenía vínculos con Alan García. Chocolate por la noticia para quien haya descubierto tal obviedad, como si hubiese posibilidad en este país de hacer una cochinada sin la venia del Chancho Araña. Pero lo chistoso es que eso lo trajeron al fresco los fujimoristas, en cuyas canteras Carlos Moreno hizo sus prácticas preprofesionales de cutrería.

Omar Quesada, secretario general del APRA, dijo que sí, en efecto Caballo Loco conocía a Moreno, pero que se lo había presentado Lourdes Flores Nano durante la campaña. Lourdes, evidentemente, se hizo la loca (así como antes se hizo la virgen) y dijo que ella jamás se metería con gente corrupta. La candidata peruana más salada que prepucio de pescador declaró al respecto poco después de reunirse con su entrañable narcoamigo César Cataño.

El gordo Zavala señaló, por su parte, que Carlos Moreno “actuó de manera individual”. Claro, hay audios de él con arzobispos, gerentes de clínicas, la gentita del SIS, médicos, enfermeras, diáconos, locutores radiales, dueños de gimnasios y masajistas profesionales pero, según el criterio de Zavala, estas conversaciones estarían trucadas porque de qué otra forma un tipo que “actuó de manera individual” podría tener tantos conversaciones telefónicas. O trabaja en un call center o qué.

Y en el camino, Susana de la Puente va pasando piola, así como la Iglesia Católica que hace rato viene demostrando ser más cutrera que la Juventud Aprista. Pero bueno, hasta aquí el blindaje de los medios sigue funcionando de las mil maravillas, si no pregúntenle al violaniños Figari. Felipe Ortiz de Zeballos y Máximo San Román formaban la trilogía de asesores de PPK junto con Carlos Moreno, pero a nadie más le ha salpicado la cochinada. Ni a PPK, que se supone que debía ser el primer sentenciado por la opinión pública (que parece estar más preocupada por los diarios íntimos de Nadine, gracias mayoría fujimorista).

PPK, por su parte, dijo que “no hay espacio en mi gobierno para ningún cuestionamiento donde se usa dinero público para fines privados”. El gringo troncho dijo esto minutos antes de dirigirse junto con su esposa, la Primera Dama Nancy Lange, para amoblarle su flamante nueva oficina (suponemos que con dinero de su propio bolsillo, ¿no? ¿NO?). Y luego se fue a desearle suerte en persona a la selección de fútbol peruana, porque eso llena más titulares, pe.

A Patricia García, ministra de Salud, la oposición la ha agarrado de piñata y ella ha salido diariamente desde hace una semana a negar tres veces antes de que cante el gallo su supuesta renuncia. De ooooootro lado, Fernando Carbone Campoverde, que fue parte de la coimisión de transferencia del gobierno para temas de salud, dijo que su coimisión ya había advertido al gobierno sobre la calaña de católicoaprofujimontepepecista que era el tal Moreno Chacón-Chaza. Y en respuesta, el congresista oficialista Roberto Vieira salió a decir que Carbone Campoverde está más despechado que Melissa Klug, porque para Vieira, Carbone “quería ser ministro de Salud y obviamente fue descartado”.

A Marisol Pérez Tello le cayó la papa caliente en las manos. Como ministra de Justicia y Derechos Humanos, obviamente todo el mundo le está preguntando cuándo meten a la cárcel a Carlos Moreno. Y ella ya ha dicho lo mismo en 17 versiones distintas; una versión más y la nominan al Nobel de malabarismo.

Muchos han supuesto que este gobierno de gente con dinero nos iba a salvar de la corruptela y de la cochinada escandalosa. Pero, como vemos, la cosa está más movida que huevo de cojo.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!