Compartir
Tras 150 días de huelga, médicos regresan a hospitales como pacientes

Tras 150 días de huelga, médicos regresan a hospitales como pacientes

 

Luego de 150 días de gritos, marchas, peleas con policías, sonidos de pitos y matracas, carpas afincadas en la avenida Salaverry, de caminar desnudos, pintarse la cara color esperanza, encadenarse, hacer olla común, bailar el rastastás por las noches para evitar el frío y mostrar pancartas que exigían aumentos salariales, la Federación Médica Peruana (FMP) anunció esta tarde la suspensión de la huelga nacional indefinida ya que por fin fueron escuchados.

Mañana, los médicos que quedan aún con vida se reincorporarán a sus labores, pero en el área de emergencia, listos para ser operados. “Fueron 150 días que no hemos recibido un salario, no nos hemos alimentado adecuadamente y solo nos hemos dedicado a protestar. Varios estamos con anemia, con hernias de tanto marchar, con el esófago inflamado de tanto soplar pitos, con luxaciones en los brazos de tanto mover las matracas, y otros estamos mal de los pulmones de tanto aspirar las bombas lacrimógenas que nos lanzaban los policías. Y ni cuento el plano personal, porque hasta mi esposa me abandonó por un practicante de enfermería”, remarcó Jesús Bonilla, presidente del referido gremio de galenos, mientras se peleaba con un gato por un espinazo de cojinova en el terminal pesquero de Ventanilla.

Bonilla explicó que la principal motivación de esta decisión es el bienestar de los pacientes. Sin embargo, entrevistamos a un anciano que está esperando hace 4 meses una cita en el área de geriatría del Rebagliati, quien al vernos con micrófono en mano señaló que “está a punto de explotarme la próstata, no meo, no se levanta ni se mueve, tengo el muñeco alicaído un poco triste y medio resfriado; y a estos médicos se les ocurre hacer huelga. Mañana me han citado de nuevo pero los primeros en atenderse son los médicos huelguistas. Creo que de una vez me lo corto y se acabó el problema. No me importa si en mi barrio me dicen viejo mocho”.

El área que más personas pugnan una cita es la de Psiquiatría, porque ya no son “pacientes” del hospital, sino “impacientes” de tanto esperar. Es decir, quien llegó hace 150 días al nosocomio por una gripe, ahora sufre esquizofrenia maniaco depresiva con moco.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!