Compartir
ÚLTIMO MINUTO: ¡Lourdes Alcorta le desfigura el cacharro a Lescano en plena mecha congresal!

ÚLTIMO MINUTO: ¡Lourdes Alcorta le desfigura el cacharro a Lescano en plena mecha congresal!

(Agencias Chuculún).– Para ser sinceros, no pasó exactamente así como lo dice el titular de esta nota, pero de que pasó, pasó. Lo que sucedió es que los congresistas Lourdes Alcorta y Yohny Lescano se enfrascaron en un dime que te diré de la CSM, por vainas que ni ellos mismos entienden. Eso fue ayer, mientras se discutía lo de las facultades legislativas para el Ejecutivo, en un suceso que deja aún más embarrado el nombre de la politiquería barata de este triciclo ambulante llamado Perú.

Este pechito con tetas, que acaba de salir de la carceleta por causa de un altercado nimio con el congresista Lescano (si quieren el chisme completo, hagan clic aquí), se ganó con la mechadera. Resulta que el congresista Yohny Lescano (Acción Pa’Coimear… perdón, Acción Popular) empezó a recitar una de sus acostumbradas peroratas execrables hasta que, de pronto, de la nada, así de sopetón, un señor muy alterado, con voz muy gruesa e imponente humanidad se puso de pie y empezó a gritarle “¡Cállese! ¡Cierre el pico! ¡Usted es una vergüenza como congresista!”.

Todos los presentes, ya pasado el susto, tardamos en advertir que ese señor era la congresista Lourdes Alcorta (Fuerza Pa’Narquear… perdón, Fuerza Popular) quien, botella de Cerveza Garza Real en mano, la rompió contra una esquina de su escaño congresal y, amenazando a Lescano con la parte punzocortante, se le fue encima gritándole “¡Lo que usted está buscando es llamar la atención, so pedazo de mula ignorante!”.

Lescano respondió a la afrenta gritando “¡Caaaaaalla, vieja/viejo! ¡Todo porque tu partido se hace la pichi con lo de la fiscalización de sus fondos!”. Alcorta reaccionó diciendo que “¡Claro! ¡Como usted no entiende lo que lee, termina declarando cualquier huevada!” y mientras tanto se le acercaba amenazadoramente cada vez más y más.

Como es obvio suponer, los agentes de seguridad del Congreso no se metieron porque le tienen un miedo de tres pares de cojones a la tía Alcorta; solo el congresista Mauricio Mulder (Partido Arpista… perdón, Partido Aprista) atinaba a hacerle gestos a Lescano para que se calle de una buena vez. Pero este, lejos de hacer caso a la advertencia, siguió jugándose la vida: “¡Parece que el Congreso está en manos de una mayoría de mafiosos narcotraficantes!”, le espetó a la Alcorta. Fue en ese instante que ella, botella de chela rota en mano, se le lanzó encima y le hizo tajos en la cara hasta desfigurarlo por completo (es decir, hasta dejarlo todavía más de lo feo que ya era).

Mulder, que tampoco tiene mucho que perder si le desfiguran el rostro, se animó a separar a los encrespados otorongos mientras les decía: “¡Ya cálmense! ¡Lo que queremos es fortalecer a la instancia que fiscaliza el dinero de los partidos políticos para que detecten el lavado de activos! ¡No hay nada que temer, compañera Alcorta! ¿O cree usted que si hubiese posibilidades reales de que los narcotraficantes, corruptos y narcoindultadores de verdad sean capturados, los apristas estaríamos aprobando esta vaina?”.

Una vez calmados los ánimos, Alcorta fue retirada del recinto por los mandriles de la Agencia de Seguridad 911, mientras Lescano era conducido por segunda vez en la misma semana hacia la sala de emergencias del hospital más cercano (la primera vez fue cuando este pechito sin bragas se mechó con el sujetiño ese). Ya en la sala de cirugía, el médico le preguntó si quería que le reconstruyan el rostro como era antes del altercado o si prefería que lo dejen mejorado, para que ya no lo agarren de cuco en los Kindergarten. Al cierre de esta edición, aún no sabemos cuál ha sido la respuesta que dio el otorongo acciopopulista retrotarugo.

Por: Jimena L. Ferrari Silva-Santisteban – periodista, mujer, feminista y chef de La Tía Veneno.

Para Agencias Chuculún / Deslengua2

(*) Advertencia: Los hechos aquí narrados y las declaraciones recogidas son verídicos; de verdad hubo mecha entre los personajes mencionados. La libre interpretación es de la corresponsal y de Deslengua2.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!