Compartir
Veganos organizan yunza pero se comen el árbol antes de terminar la fiesta

Veganos organizan yunza pero se comen el árbol antes de terminar la fiesta

Agencia ÑomÑom.- El veganismo está de moda (aquí salta el que dice que no es una moda sino una forma de vida y es la más mejor de las mejores formas de vida después de la de Alien) y están haciéndose notar no solo por su activismo a favor de ser herbívoros sino también por sus divertidas ocurrencias a la hora de realizar sus actividades.

El pasado día (no importa cuando leas esto), un grupo de entusiastas veganos organizó una yunza bailable proabono inorgánico africano y, como son veganos y van a salvar el planeta, decidieron adornar un árbol ya plantado con el fin de dejarlo intacto para no contradecir sus principios. Dicho arbolito estaba adornado con yucas, papas, camotes, lechugas, culantros, sandías y un sinfín de comestibles y masticables apetecibles para cualquier vegano que se respete.

La fiesta comenzó y todos estaban salivando mientras bailaban una versión vegana de DES PA CI TO, tomaron bastante licor canero y se deleitaban viendo fotos de gatitos salvados por héroes anónimos que ellos ya conocían, en vez del tradicional machete metálico usaron uno de plástico que ellos mismos habían confeccionado con botones reciclados adornados con pedazos de sus propias uñas que nunca se comen porque eso es canibalismo y el vegano no come ni carne ni uña.

Al promediar la mediatarde ya todos estaban borrachos y con mucha hambre, es así que presos de su embriagado raciocinio y desesperados por un poco de alimento, comenzaron a tirarse encima del árbol y se lo terminaron comiendo todo. Típico.

Los organizadores no saben muy bien qué cosa sucedió, no pudieron controlar la avalancha de mandíbulas batientes que devoraban todo a su paso, es más, ellos mismos probaron unas cuantas ramas del pobre arbolito.

Al cierre de esta edición (ya sabes, no importa cuándo leas esto) todos los que participaron de la yunza afrontarán un proceso disciplinario por dejar sin árbol a la abuelita del presidente del club organizador y lo más probable es que sean castigados comiendo galletas de animalitos.

Facebook Comments

About these ads

¡No comentes! ¡No! ¡No lo hagas! ¡Nooooooo!